Compartir

El fenómeno de la televisión local, que surgió hace unas tres décadas por todo el país,  está viviendo un nuevo auge gracias a la incorporación de alta tecnología a sus emisiones y la mejora de sus contenidos.

A la labor social que realizan en cada una de sus poblaciones, se une la generación de empleo estable y de calidad, y la ruptura de la brecha digital en las zonas rurales, en donde compiten con los grandes operadores en los servicios de telefonía, internet o televisión.

Uno de esos casos de éxito fue el nacimiento hace un año del Grupo Siente, fruto de la unión de 14 operadores locales. Desde este operador, el gerente de la Televisión de Cehegín, Santos Martínez, insiste en que las televisiones locales “están viviendo una segunda juventud” lo que hace que la suma de la audiencia de las televisiones locales supera a la propia televisión autonómica.

Asimismo, el estudio del Knight Center, ‘Noticias de TV locales y el panorama de los nuevos medios’, dirigido por Debora Wenger (Universidad de Misisipi) y Bob Papper (de Hofstra), apunta que, aunque la audiencia ha caído en la televisión convencional, las televisiones locales están liderando sus mercados en información, precisamente por la cercanía y porque son ellos las voces más autorizadas para hablar de los problemas, los sucesos o la actualidad que en ellos se produce.

Ese éxito al que se alude desde Siente se produce por el esfuerzo de estas televisiones locales por modernizar sus instalaciones y por formar de una manera integral a sus trabajadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here