Compartir
La empresa responsable del mantenimiento de zonas verdes se ha visto obligada a tener que cortar dos ejemplares de pino situados en uno de los parterres del jardín de San Cristóbal, junto a la calle Mazarrón, como medida preventiva frente a una posible caída, una vez analizados los informes técnicos.

Las lluvias del pasado 10 de mayo han provocado el volcado de forma paulatina de estos dos árboles, que se suman a la eliminación de otro de ellos el pasado 27 de marzo a causa del fuerte viento.
Los ejemplares talados son de la especie pinus halepensis (pino carrasco), con un perímetro de 1,33-1,47 cm y una altura de 9-11 metros. Presentaban una inclinación en dirección oeste pronunciada de 60-75º, y aunque uno de los árboles era más peligroso que el otro, por poseer mayor inclinación, su proximidad si se hubiera cortado sólo uno de ellos habría aumentado el riesgo de caída del segundo pino, ya que se han desarrollado juntos.
El jardín, situado frente al colegio Ginés Díaz – San Cristóbal, es un espacio muy frecuentado por los vecinos del municipio, sobre todo por niños, dada su cercanía al mencionado centro escolar de educación infantil y primaria y la escuela infantil Gloria Fuertes. La situación de riesgo de estos árboles y su cercanía a zonas transitadas por los usuarios del parque, ha sido determinante para talarlos de manera urgente, al no ser viable su trasplante.
El área de Parques y Jardines estudiará la plantación de otros árboles en esa zona, con unas características que permitan su supervivencia, adaptándose al clima y la humedad de la zona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here