Compartir

Un año más la procesión de Viernes de Dolores es de las más concurridas de nuestra Semana Santa. Abarrotando la gente toda la carrera al paso de la Virgen, escoltada por la Legión.

Cientos de personas salieron ayer a la calle en Alhama, desde primera hora de la tarde, para ver desfilar a la media centena de legionarios del acuartelamiento general de la Brigada de la Legión “Rey Alfonso XIII” de la Base de Sotomayor de Viator en Almería. Y es que son ya trece años que los caballeros legionarios vienen a desfilar con la Virgen de Los Dolores en su día grande.

Los soldados, que sobre las 18.00 horas llegaron a la casa Hermandad de Nuestra Señora de Los Dolores y de La Soledad, hicieron una ofrenda a la Virgen de los Dolores y tras ella, recorrieron las vías centrales de Alhama, recogiendo en su pasacalles varios banderines y cantando algunas de sus canciones más famosas.

Fue por la noche, cuando esos cientos de personas se convirtieron en miles, abarrotando cada espacio de la carrera por donde transcurriría la procesión del Viernes de Dolores. Una procesión que fue puntual, partiendo del atrio de San Lázaro a las 22.00 horas.

La carrera transcurrió un año más por el casco histórico de Alhama, pisando la Corredera para subir por la Empedrá hasta la Plaza Vieja. Fue en la Empedrá donde las hermanas Cerón Muñoz cantaron una saeta, a  su paso, a la Virgen de Los Dolores. La procesión transcurrió, como decimos, hasta la Plaza Vieja y de ahí subió por la calle Larga para llegar de nuevo a la Corredera. De ahí, bajó la Feria hasta Juan Carlos I, recogiéndose entonces por Virgen del Rosario, llegando de nuevo a la Iglesia de San Lázaro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here