Compartir
Novela extraña de factura muy original, que bebe de la literatura de terror y de la ciencia-ficción y que nos propone la contemplación de una ciudad contaminada, de asfixiante estética cyberpunk en la que los personajes –dos amantes desnortados– tratan de aferrarse a sus minúsculos sueños y anhelos para poder sobrevivir.

Con los materiales de las ruinas y el humo de una oscura urbe  Alberto Ávila Salazar ha construido una hermosa alegoría, potente en su estética y con una prosa tan demoledora como el ácido lisérgico. Monstruos y fantasmas conviven con los supervivientes de un futuro distópico que recuerda a las ciudades de Blade runner y a las fantasmagorías de Lovecraft. Pero lo más interesante es la capacidad del autor para desdibujar los contornos de lo real, introduciendo a los lectores en un submundo onírico y alucinante con estampas indelebles: seres horrorosos y sangrientos, espectros con enormes falos o amantes que practican el sexo con sus máscaras antigás. Los personajes de esta infernal love story nunca saben si están sumidos en una pesadilla, si son monstruos o si su existencia es artificial. El lector también dudará de todo.
Interesante novela, viaje onírico desquiciante y violento que culmina como si de una fábula se tratase y que radiografía la fragilidad de nuestra propia alma con la precisión de un rayo láser en mitad de una galaxia extraterrestre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here