Compartir
La Guardia Civil de la Región de Murcia ha interceptado a los conductores de dos vehículos articulados de 40 toneladas en las carreteras RM-11, a su paso por Cañada Gallego-Mazarrón, y RM-714, a la altura de Jumilla, que conducían bajo los efectos de sustancias estupefacientes y que han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia enfrentándose a sanciones de multa de 1.000 euros y pérdida de seis puntos del permiso de conducción.

En Mazarrón el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas arrojó positivo en consumo de cannabis

La primera actuación tuvo lugar en la tarde del pasado viernes, 23 de junio, en un amplío dispositivo policial dirigido al control de alcohol, drogas y velocidad en la carretera RM-11 (Lorca-Águilas), conocida como autovía de Águilas, en las proximidades de la pedanía lorquina de Purias.
Entre los vehículos controlados se identificó al conductor de un camión articulado de 40 toneladas que arrojó negativo a las pruebas de detección de alcohol, si bien, su comportamiento hizo sospechar que pudiera haber consumido alguna sustancia estupefaciente o psicotrópica.
Por tal motivo se le practicó la correspondiente prueba indiciaría de detección de drogas en saliva, que arrojó un resultado de positivo en cannabis.
El conductor –varón, español y 34 años–,  que conducía el vehículo articulado en vacío desde Málaga hasta la pedanía mazarronera de Cañada de Gallego, fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia por una infracción a la Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo.

En Jumilla otro conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas arrojó positivo en consumo de anfetaminas

La segunda actuación tuvo lugar al día siguiente, 24 de junio, cuando efectivos del Destacamento de Tráfico de Cieza de la Guardia Civil realizaban actividades específicas de vigilancia de la seguridad vial e inspección del transporte en carretera, a la altura del kilómetro 0,300 de la carretera RM-714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz), a la salida de la localidad de Jumilla.
Los agentes identificaron al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas y le practicaron la preceptiva prueba de alcoholemia que resultó negativa, si bien su comportamiento hizo sospechar de un posible consumo de sustancias estupefacientes o psicotrópicas.
Una vez practicada la prueba indiciaría de detección de drogas en salida, ésta resultó positiva en anfetaminas.
Por este motivo, el conductor –varón, español y de 40 años–, que circulaba con un cargamento de palets desde Torres de Segre (Lleida) hasta Cieza,  fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción a la Ley de Seguridad Vial.
A este conductor también se le ha formulado otra denuncia ante la Dirección General de Transportes, Costas y Puertos de la Comunidad Autónoma de  la Región de Murcia por irregularidades en materia de tacógrafos que lleva aparejada un multa de 1.001 euros.

Ambos se enfrentan a sanciones de 1.000 euros y a la retira de seis puntos de sus permisos de conducción

En ambos episodios los vehículos quedaron inicialmente inmovilizados en las inmediaciones de los puntos donde fueron interceptados, hasta que, transcurridas unas horas, se desplazaron sendos conductores habilitados quienes se hicieron cargo de los vehículos y reanudaron la marcha.
A los conductores implicados en las infracciones se les obtuvo una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado para contrastar este primer resultado provisional, conforme a la normativa vigente.
La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se intensificarán en la época estival, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.
Estas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias, que como en este caso pudieran haber acarreado, apelando al empleo de medios de transporte colectivos o fórmulas alternativas para estos desplazamientos que no sean ponerse al volante en estas condiciones, sobre todo por parte de los conductores más jóvenes.
Por otro lado, la Guardia Civil de la Región de Murcia quiere apelar a la conciencia cívica de la población  para que, sin dudarlo, avisen al teléfono 062 (Guardia Civil)  o 112 (Emergencias), cuando se encuentran con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol, con la finalidad  de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad, evitando el consiguiente riesgo.
Nueve casos de drogas/alcohol en camioneros en 2017-06-27
Con estos episodios son ya nueve los casos de conducción bajo la influencia de drogas o alcohol de vehículos de grandes dimensiones y tonelaje destinados al transporte de mercancías, que han sido interceptados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia durante el presente año 2017:1 de febrero de 2017. Kilómetro 606 de la autovía del Mediterráneo, A-7 (Algeciras-Barcelona), Área de descanso de Alhama de Murcia, denunciado el conductor de un camión de 18 toneladas, que circulaba habiendo consumido cannabis.
1 de marzo de 2017. Kilómetro 810,250 de la autopista AP-7, tramo Crevillente-Vera, proximidades de la pedanía cartagenera de La Palma, detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas, que quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.
4 de marzo de 2017. Km. 97 de la autovía A-30 (Albacete-Cartagena), proximidades de la Venta del Olivo (Cieza), detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas, que septuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.
30 de marzo de 2017. Km. 0,000 de la carretera RM-608 (Autovía A-7 – Venta Los Rafaeles), proximidades de Alhama de Murcia, detenido el conductor de un camión de 32 toneladas, que quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.
20 de mayo de 2017. Km. 660,000 de la autovía A-7 (Algeciras-Barcelona), proximidades de Puerto Lumbreras, detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas, que sextuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.
26 de mayo de 2017. Km. 611,000 de la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), término municipal de Totana, denunciado el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas, que circulaba habiendo consumido cocaína.
09 de junio de 2017. Carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), término municipal de Lebor-Totana, detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas, que circulaba superando cinco veces la tasa máxima de alcohol.
A estos casos se suma la detención, el pasado día 17 de mayo, a la altura del kilómetro 582 de la autovía A-7 (Algeciras-Barcelona), pedanía murciana de Sangonera la Seca, del conductor de un autobús que transportaba 42 viajeros y sextuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.
Cerca de 6.000 conductores controlados durante el fin de semana
Durante el pasado fin de semana y en los diferentes dispositivos de verificación de alcoholemia y drogas desplegados, la Agrupación de Tráfico de la Región de Murcia ha controlado a un total de 5.797 conductores, de los cuales 62 arrojaron resultado positivo en alcohol (1,07%). Entre éstos se ha detenido a 14 conductores por hacerlo bajo la influencia de alcohol, que han sido puestos a disposición judicial, y el resto han sido denunciados por infracción administrativa (alcoholemia) ante la Jefatura Provincial de Trafico de Murcia. Así mismo han sido denunciados 24 conductores por circular habiendo consumido drogas u otras sustancias estupefacientes prohibidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here