Compartir
Un total de 41 menores llegados por mar a la Región se alojan desde este fin de semana en la Casa de la Espiritualidad, más conocida como Casa del Ral, en Alhama de Murcia, propiedad de la iglesia católica y cedida a Cáritas, donde están siendo atendidos por la fundación Arcos del Castillo, contratada por la Comunidad Autónoma para gestionar sus centros de acogida de menores, así como su acompañamiento y apoyo.

El sábado sobre las 15:00 horas recibieron a 23 migrantes procedentes del centro de menores Caravaca de la Cruz, donde permanecieron un día y medio. A lo largo de la tarde llegó un segundo grupo de seis y otro de cuatro personas. Y este domingo por la tarde se incorporaban otros ocho.
Este fin de semana ha aumentado a más de 240 el número de personas que han arribado en patera a nuestras costas. Ante esta situación, la consejería de Familia de la Comunidad Autónoma se ha puesto en contacto con las diferentes organizaciones de ayuda humanitaria de la Región para ubicar temporalmente a algunos de ellos. La iglesia católica en Alhama ha cedido a través de Cáritas la Casa del Ral, de su propiedad, para acoger a los de menor edad, que pueden permanecer durante varios días mientras la administración regional resuelve su situación. Allí cuentan con un equipo de profesionales que se encarga de su alimentación y cuidado.
El viernes, Salvamento Marítimo localizaba a 40 personas a bordo de tres pateras en la costa de Cartagena. Un total de 21 de estas embarcaciones ha llegado a la Región desde que comenzó la oleada el pasado miércoles, según datos de la Delegación del Gobierno.
Los migrantes han sido atendidos por el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Ayuda Humanitaria de Cruz Roja. En las últimas 48 horas han sido localizados en la costa de Cartagena y Águilas 223 inmigrantes, alrededor de una treintena de ellos menores de edad, todos de nacionalidad argelina -salvo un adulto que dice ser sirio-, varones -excepto cinco mujeres, una de ellas menor- y en buen estado de salud, salvo un adulto enfermo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here