Compartir
El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, ha subrayado, en relación con la aprobación del tercer carril de la A-7 entre Alcantarilla y Alhama de Murcia, que “se trata de la enésima muestra de que el Gobierno de España trabaja codo con codo con el de la Región, con su presidente Fernando López Miras al frente, en atender a las necesidades de los habitantes de esta tierra, poniendo los medios para que mejore su calidad de vida y para hacer de nuestra comunidad un territorio más moderno, próspero y desarrollado, algo que se consigue con inversiones y con el trabajo conjunto de las administraciones”.

Rivera señaló que “sólo un día después de la buena noticia que representó ayer la aprobación de la ampliación con un tercer carril del tramo entre Orihuela y Monteagudo, el Boletín Oficial del Estado nos ofrece un nuevo motivo para la satisfacción y para pensar que este va a ser el año de las infraestructuras para la Región de Murcia, pues se modernizará y hará más seguro otro tramo de gran intensidad de tráfico, con una inversión de 97,3 millones de euros”.
La autovía A-7 cuenta en este tramo con tráfico medio de 41.000 vehículos al día, que se incrementa hasta los 47.000 en el mes de julio. Este proyecto prevé la actuación sobre cuatro pasos inferiores y dos superiores, la ampliación de dos obras de drenaje y de tres viaductos y la construcción de un viaducto nuevo.
También destacan las medidas de protección acústica, especialmente en Librilla, con una inversión en pantallas antirruido que supera los 6 millones de euros. En materia de mejora de la seguridad, el proyecto contempla la instalación de una barrera en la mediana del máximo nivel de contención, para evitar que pueda ser rebasada por un camión de gran tonelaje invadiendo el sentido opuesto de la circulación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here