Compartir
Como periodista que abandonó la profesión tengo que exponer la infamia que ha hecho Jordi Évole con la marca murciana El Pozo mostrando el área de recuperación sanitaria como si fuera el área dedicada al consumo.
“ElPozo, Évole y los intereses catalanes”
Por Miguel Ángel de Rus
Ha hecho lo posible por ensuciar la imagen de la marca murciana procurando no molestar a las empresas porcinas catalanas que suponen el 44% del negocio del cerdo en España y allá por 2013 facturaban 6.100 millones de euros (datos de 2016, del gremio). ¿El cerdo catalán es sano? La gran peste porcina de 2001 afectó muy especialmente a Cataluña. De hecho, la Generalidad catalana tuvo que personarse como acusación contra las empresas, porque en Cataluña hubo 20 focos de peste porcina clásica y fueron sacrificados 222.594 cerdos. Si en el pasado las malas condiciones animales apuntan a Cataluña ¿por qué ir a Murcia?
Évole saca imágenes sensacionalistas de una empresa murciana a la que se pretende hundir con una campaña de acoso. ¿Por qué se preocupa por los cerdos murcianos teniendo al lado de su casa granjas catalanas para ver si son cuidados los cerdos como se debe?
Porque el programa los produce la empresa catalana Producciones del Barrio, con sede en Sant Just Desvern, que emite en la Sexta, la cadena que montó el independentista catalán Jaume Roures, quien obtuvo en 2005 la concesión de la última licencia de televisión analógica en abierto que se concedió (La Sexta), por parte del gobierno de Zapatero, sin concurso alguno, cuando ya no se tenía contemplado conceder más licencias analógicas en el futuro.
Évole ha llevado su vida profesional estrechamente relacionada con Roures y con El Terrat, del ferviente independentista catalán Josep Maria Mainat, vendida al grupo audiovisual internacional Banijay Entertainment, aunque sigue el mismo equipo (3), con gente como Xen Subirats, que dedica su Twitter a recriminar a Francino que no sea beligerante contra la prisión de los presuntos delincuentes secesionistas vascos y a recordar que España es puro franquismo (vía Locomundo). Para Subirats, Franco lo hubiera querido así. Y se dedica a pedir la libertad de Los Jordis y a difundir que España ejerce la violencia contra Cataluña. Todo con contratos con la catalana TV3. Esto son los compañeros de viaje.
A uno le queda la duda cuando sale algo así ¿cómo se financian las cosas? ¿De dónde vienen los ingresos?
Curiosamente, El Pozo había sido destacado por Nomasaditivos en julio de 2013 por hacer el jamón cocido más sano, ratificándose en 2014 y 2015. Lo cual debe sentar muy mal a las empresas porcinas catalanas.
Alguna, como Casa Tarradellas optó por borrar su dirección en sus productos, dejando como dirección sólo N-152, km 70, CP 08053. Mucha gente ha dejado de comprar productos catalanes.
Evidentemente nada relaciona a Tarradellas con el ataque a El Pozo. Ni a ninguna otra empresa catalana. Pero con el procés las ventas de Tarradellas han bajado un 20% en España, el cava ha bajado un 30%… Y ese mercado ha ido a otras manos
Cuando se ve de dónde viene cada uno, cuáles son sus clientes, sus amigos, etc, se comprende el porqué de lo que hace cada uno. Antes de firmar para boicotear a El Pozo, alguien debería ver los hechos, estudiarlos, y comprender que uno acaba siendo marioneta de intereses que ni se figura.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here