Compartir

El equipo de Gobierno local sacaba adelante en el pleno ordinario del pasado martes sus segundos presupuestos de la legislatura. Un ejercicio en el que la situación de la economía actual afecta de manera directa e indirecta a la financiación del Ayuntamiento y a su capacidad de actuación en los próximos años.

PSOE, valoración de los Presupuestos de 2017 

Lo que marca de forma determinante el presupuesto de 2017 es el ajuste en la recaudación por IBI, por la caída en un 90% de los valores catastrales de una parte importante de parcelas destinadas a desarrollos urbanísticos. Hablamos de Campo de Vuelo, Condado de Alhama II, La Ermita y Sierra de Alhama, que supondrán un descenso de 1,19 millones de euros de ingresos, derivado de las políticas del anterior Gobierno del PP + Ciudadanos para facilitar la llegada de inversores al proyecto Paramount.

Sin embargo, el ajuste en gastos estructurales no tiene que llegar a este importe gracias a los realizados tanto en materia de ingresos como de gastos durante el año anterior, habiendo cumplido en todo caso los compromisos electorales de reducir un 30% la tasa de basura a todas las personas mayores de 65 años y reducir en bastante más del 50% a más de 500 propietarios de parcelas rústicas catalogadas hasta la fecha como urbanas en el extrarradio de la localidad.

El presupuesto ha buscado ajustar de manera proporcional las partidas de gastos para este año 2017, entre personal, gasto corriente y pequeñas inversiones ya ejecutadas en 2016 tal y como se comprometió el Gobierno municipal. Tras cancelar anticipadamente los 2 préstamos, la deuda e intereses con la empresa Bavinor, la sentencia del Auditorio y la sentencia de Socamex, tras  cumplir y mantener para 2017 el compromiso electoral de reducir el 35% el coste del gobierno municipal, superando los 160.000 € anuales prometidos durante la campaña electoral y realizar el primer paquete importante de pequeñas inversiones y regularizaciones en materia de personal. Ahora toca seguir invirtiendo y transformando un presupuesto que en años anteriores a 2016 estaba estancado en inversiones locales por debajo de los 100.000 €. En el de 2017, aún con todas las dificultades y ajustes, supera ampliamente los 400.000 €, además de los previstos realizar con cargo al remanente positivo de Tesorería y la redotación del Patrimonio Municipal del Suelo en 4,5 millones de euros.

Si sumamos las partidas nuevas o las cantidades que aumentan con respecto a 2016, podemos señalar que el Gobierno socialista dando cumplimiento a la necesaria transformación del presupuesto municipal, convertido durante unos años en un simple “subir y bajar la persiana”. Estamos pasando de un presupuesto de inversiones de menos de 100.000 € a 1 millón de euros.

Se cumplen igualmente los objetivos de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y  límite de gasto no financiero, no incurriendo en déficit y sin deuda ni capital vivo pendiente de amortizar para 2017 y siguientes. Es decir, Alhama entra a formar parte del “selecto” grupo de ayuntamientos de España con deuda cero (0).

La mayor cantidad posible de recursos se destina a inversiones productivas y sostenibles, tanto social como financieramente. Entre ellas las peticiones y necesidades señaladas por los técnicos municipales y también, como novedad principal, todas aquellas resultantes del primer gran proceso participativo, realizado en Alhama, pocos meses después de la importante consulta vecinal para la ubicación del Valle de Leiva. De todas las propuestas, tendrán preferencia las de mejora del saneamiento y conducción del agua, tan necesitada de inversiones desde años atrás y que intentará revertir la tendencia desde este mismo año 2017.

Se va a seguir dando cumplimiento a inversiones comprometidas en el programa electoral, especialmente en materia de educación, instalaciones deportivas e inversiones estratégicas para el municipio. También a inversiones comprometidas con empresas derivados de acuerdos amistosos tras procesos judiciales y buscando, a cambio de las reducciones en los valores catastrales presupuestados, compromisos de retirar pleitos y contenciosos administrativos por los deudores y propietarios, así como exigir en algunos casos compromisos adicionales vía patrocinio de inversiones necesarias en el municipio.

También se hace efectivo el paso de gigante dado durante 2016 a la nueva etapa política y de pedagogía presupuestaria, a través de los Presupuestos Participativos. Todas las propuestas seleccionadas, y también otras comprometidas por el gobierno municipal por su interés general, serán valoradas y ejecutadas durante 2017, al mismo tiempo que se iniciará un nuevo proceso, teniendo en cuenta la importante experiencia y participación de la primera, así como las propuestas de la comisión que ha dirigido en 2016  la prueba piloto de Presupuestos Participativos en Alhama de Murcia.

En esta línea se siguen enmarcando la primera experiencia participativa de Alhama en proyectos europeos (AlhamaSuma), no seleccionada en la primera convocatoria, pero que ha sido de nuevo presentada con un importante trabajo de los técnicos municipales. Ya se están ejecutando algunas de las principales propuestas valoradas y seleccionadas, y se harán efectivas o pondrán en marcha durante 2017.

La política de recursos humanos del nuevo Gobierno municipal se basa en “la dignificación del empleado público con una relación basada en la lealtad, la motivación y la productividad”. Tras liquidar las principales deudas devengadas y adeudadas de la anterior legislatura (60.000 € solo en horas extras de Policía de los ejercicios 2012, 2013 y 2014), tras liquidar el resto de paga extra de 2012 pendiente de pago, ahora es el momento de apostar por una necesaria, mejor y mayor formación de los empleados públicos (plasmada en diversas partidas presupuestarias), una definición básica de objetivos, antesala de la necesaria definición y medición de la  productividad  del trabajo municipal que comenzará a describirse y cuantificarse en 2017, para buscar su mejor valoración social del empleado público y una  mayor calidad en la atención y prestación de los servicios públicos.

Desde el PSOE de Alhama consideramos que los nuevos presupuestos plasman un programa realista, sensato y transformador, de cambio a mejor, que resultó vencedor en las últimas elecciones municipales. Donde quedan ratificados los y compromisos electorales que todavía no se habían puesto en marcha y que marcan los pasos para cumplir en el siguiente ejercicio el resto de compromisos. Unos presupuestos austeros (en costes de gobierno municipal se mantiene el recorte de 160.000 € comprometido) y ambiciosos en cuanto a cambios en la dinámica municipal, apoyándose de mayores inversiones, tomando muy en serio la participación ciudadana. Unos presupuestos progresistas y transparentes. Premisas señaladas a todos los vecinos y vecinas de Alhama en el programa electoral, el discurso de investidura, los compromisos contractuales y de desjudicialización de la dinámica administrativa y gestión municipal, así como de los diversos compromisos adquiridos en varias mociones presentadas y aprobadas por Pleno Municipal, especialmente algunas de las presentadas por el Grupo Municipal de IU-Verdes, que han contado con la adhesión  de PP y C’s, por y sus posibilidades de ponerlas en marcha.

Por contra, estos dos últimos grupos se siguen manteniendo en la negativa permanente, excusada por una supuesta falta de tiempo para atender las obligaciones del cargo y preparar los plenos, cuando nunca antes se había dado tanta información y con tanta antelación, ni se habían mantenido tantas reuniones y contado con las aportaciones de los mismos.

Valoración del Pleno de Izquierda Unida

El Pleno aprobaba con la abstención de IU-Verdes y el voto de calidad del Alcalde el Presupuesto para el ejercicio 2017 en el que los ingresos asciende a 21.669.838 € y los gastos a 21.322.382 €. Un presupuesto que  continúa sujeto a las medidas legislativas del Ministro de Hacienda  a las administraciones locales que imponen la aplicación de las políticas de recortes del PP, coartando la autonomía municipal. El techo de gasto queda en 21.317.179 €, más de 300.000 € por debajo de los ingresos.

Gráfico facilitado por Izquierda Unida.

En el contexto general de ingresos destaca la incidencia a la baja en la recaudación por IBI de la modificación de valores catastrales de los terrenos sin ejecutar de las grandes urbanizaciones, la deuda tributaria de años anteriores recurrida, que se sitúa en torno a los 2,5 millones de euros. Así como, la reducción por la catalogación de urbana a rustica de numerosas parcelas del extrarradio del casco urbano. La cifra global de previsión de ingresos respecto a 2016  se incrementa  en 102.772,42 € un 0,47 %,   de los 21,5 millones a los 21,6 millones. Lo que nos sitúa en cifras muy similares, al resto de ejercicios inmediatamente precedentes.

De un presupuesto de ingresos de 21.669.838 € más el 99 % son ingresos corrientes, de los cuales 16,2 millones (el 75%) los aportan directamente los alhameños mediante impuestos, tasas y precios públicos municipales, a través de los capítulos I, II y III de ingresos corrientes. El 25 % restante corresponde fundamentalmente  a los 4,2 millones (el  19,38 %) de trasferencias en la participación en los Impuestos del Estado, y la Comunidad Autónoma con 1,15 millones apenas aporta el 5 %, a pesar de que tiene trasferidas muchas de las competencias, que de forma impropia ante las demanda de los ciudadanos se ve obligada a prestar este Ayuntamiento.

Los Gastos en este presupuesto 2017 contemplan un total de 21.322.382 €. En el, las partidas de personal descienden en 2 puntos sobre el 2016, situándose en un 34,3 % del total,   y las destinadas a servicios en 1 punto con el 61 % del total, entre ambas un total del 95 % del presupuesto. Con 434.304 € (el 2 %) para Inversiones Reales.  Para subvenciones a asociaciones, clubes deportivos y otras entidades de la localidad, se presupuestan 731.584 €, lo que significa el 6 % menos.

Gráficamente se puede resumir que en cuanto a Ingresos 44 % Impuestos Directos (IBI, Vehículos y Plusvalías), 3 % Impuestos Indirectos (ICIO) y 28 % Tasas y Precios Públicos. Lo que significa un total 75 % del presupuesto, en el que apenas un 25 % corresponde a transferencias de otras administraciones para gasto corriente que se destinan a competencias delegadas fundamentalmente en Servicios Sociales.

En la distribución del Gasto, el 34 % corresponde a Personal, y el 59 % a Bienes y Servicios. Lo que significa un total del 93 % del presupuesto destinado a Gastos de Funcionamiento (19,6 millones de los 21,3 totales). Un 5 % en transferencia a colectivos, asociaciones y clubs deportivos y sólo un 2 % para  Inversiones.

El Grupo Municipal de IU-Verdes ha realizado un intenso trabajo de análisis y consulta,  mostrando nuestras discrepancias, especialmente ante los ajustes por el techo de gasto,  con una reducción de 600.000 €, distribuidos a partes iguales entre personal, gasto corriente e inversión. En este sentido señalar, que nos congratulamos de que finalmente no se hayan  amortizado 10 puestos de trabajo, optando por medidas alternativas, en la línea de lo planteado por nuestro Grupo.

Consulta aquí los Presupuestos 2017.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here